sábado, 14 de abril de 2012

Parque del Capricho

Este parque es uno de los más cuidados y tranquilos de todo Madrid. Con un extricto acceso, un aforo reducido, la prohibición de comer, de introducir balones y bicicletas, se ha convertido en el lugar perfecto para pasear, leer bajo los arboles en los bancos instalados en mitad de sus prados y escuchar el canto de los pajaros, todo ello en la misma capital. Si paseais por sus veredas, cada día encontraréis un lugar sugerente donde disfrutar de la paz que transmite y el aire puro que produce. Y por último, recordaros que en primavera y otoño hay actuaciones de música en el pequeño auditorio.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada